Vale la Pena

Updated: Mar 3

por Jenny Lopez Lowe




Alguna vez haz visto una sonrisa de satisfacción en el rostro de un hombre?

Esa sonrisa refleja un sentimiento de paz interior y alegría. Donde su mundo exterior y su ser interior están en sincronía y con paz. Ese es el resultado sobrenatural del arrepentimiento.


Hemos oído que el arrepentimiento tiene muchos beneficios. Mas cuando, se nos insta a arrepentirnos, hay tantos factores contrarios que invaden el razonamiento. Dejando el sencillo y poderoso acto de arrepentirnos estancado en el secuestro emocional de la culpa.


Aclararemos que:

-la culpa, no es arrepentimiento.

-el lamento, no es arrepentimiento.


No vivas en culpa o en lamento, allí solo encontraras condenación y desaliento.


El arrepentimiento es solamente aceptar, humildemente, que algo está marchando mal y dejar de hacerlo o de participar de ello.


“DESDE ENTONCES JESÚS COMENZÓ A PREDICAR Y A DECIR: ARREPENTÍOS, PORQUE EL REINO DE LOS CIELOS SE HA ACERCADO.”
MATEO 4:14

Nuestro amado Jesús, en ningún momento predicó o habló del arrepentimiento con propósito de condenación. En hecho cada vez que dirigió a alguien a arrepentirse, (o a cambiar de proceder) también se le dió una alternativa para provocar el reino de Dios en la tierra. Por ejemplo veamos la historia de este hombre paralítico. Jesus primero le otorga el perdón y después su sanidad se ve manifestada :


"Y he aquí le trajeron un paralítico, echado en una cama: y viendo Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico:

1. Confía, hijo; tus pecados te son perdonados...Pues para que sepáis que el Hijo del hombre tiene potestad en la tierra de perdonar pecados, (dice entonces al paralítico):

2. Levántate, toma tu cama, y vete á tu casa. Entonces él se levantó y se fué á su casa. Mateo 9:2,6-7


El arrepentimiento es un acto que ocurre en lo natural, y que le precede lo sobrenatural. Cuando una persona cesa una cierta conducta o mentalidad errónea y le dá el lugar al perdón de Dios, esa persona se vuelve un agente de cambio. Un representante de Dios y embajador del Reino. Esa persona mortal, común y corriente, le ha creído a Dios.


Busquemos escuchar y ver más a menudo los poderosos testimonios de aquellos que hemos optado por arrepentirnos. El arrepentirse empezará a ser nuestra más util herramienta.


ORACION: Amado Jesus gracias por la oportunidad que me das de reconocer mis faltas. Hoy, reconozco que el momento que confieso mis errores tengo acceso inmediato a promesas sobrenaturales. Renuncio a acciones, y pensamientos que me lastiman, o lastiman a mi prójimo. Me ARREPIENTO. Jesus manifiesta tu reino en mi.

8 views

Created by WAV  2018  |  Women Add Value Inc. A nonprofit 501 (c)(3) Organization.

  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook App Icon